El tratamiento de las basuras

Tratamiento de basuras

Uno de los problemas más modernos de las sociedades que hacer con sus residuos. En la antigüedad, y en tiempos no tan antiguos, todo aquellos que consideramos que no tienen un nuevo uso, la basura, no se trataba de una forma concreta, esto provocó grabes epidemias y problemas de salubridad pública hasta que las ciudades empezaron a tener un poco más de organización y de servicios, tales como el tratamiento de basuras. En la actualidad nadie duda de la importancia de tratar con nuestras basuras, y de lo complicado que se ha convertido, dado no solo la envergadura de las propias metrópolis, sino también por un problema medioambiental.

Es esencial un tratamiento de nuestros residuos, ya que el planeta es finito y no podemos tirarlo todo al “monte” sin más, las campañas de sensibilización y de reciclaje han hecho maravillas en los últimos años, reduciendo por una parte el mal uso de los productos y también ayudando al tratamiento en general, tanto a nivel de los ciudadanos en sus casas (la famosa recogida selectiva con los contenedores diferentes) así como por parte de las administración en una operación más global ante los problemas de basuras.

Podemos distinguir, en este punto, tres grandes “formas” de tratar las basuras:

  1. Vertederos: quizá la más antigua y fácil. Se entierran de forma compactada las basuras. Pero esto tiene grabes problemas a largo plazo, por la filtración de los residuos en ríos y aguas subterráneas, los malos olores o simplemente la falta de espacio físico para instalar estos vertederos. Ya no hablamos de los ilegales, que pueden comportar grabes problemas de sanidad.
  2. Incineradoras: queman la basura, provocan contaminación y residuos, pero ayudan a reducir el “espacio” físico necesario para almacenar los residuos.
  3. Plantas de reciclaje: en los años 80 y ante todo en los 90′ empezaron aparecer, ante todo se utilizan con papel, plásticos, cristales, cartón y latas, aunque también pueden con otros muchos materiales. Se trata de construir o reutilizar estos materiales para darles un nuevo uso. Es la forma más sostenible, y sus avances tecnológicos son muy interesantes.

El gran reto del futuro es conseguir formas optimas y respetuosas con el medio, que nos lleven a encontrar un punto de equilibrio entre aquellos que necesitamos producir, sus residuos y lo que el planeta de forma natural puede absorber sin que se vea maltratado. Ese es el reto de futuro y que incumbe de forma global.

Share

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR