Valencia, lo viejo y lo nuevo

valència ciutat

Una de las opciones para encontrar lo viejo y lo nuevo, lo pintoresco y lo cosmopolita, lo histórico y lo contemporáneo es la ciudad de Valencia. Se trata de ciudades de España que fluye con la facilidad de un pequeño pueblo, mientras que con playas, museos y obras maestras de arquitectura a la par con los de los grandes centros culturales del resto del país.

Valencia está considerada una de las grandes ciudad de España. Tiene uno de los cielos más hermosos que he visto nunca. Una ciudad llena de la luz mediterránea que da este mar, a la vez que tiene elementos más sureños y norteños unidos. Valencia es una ciudad de origen romano, la antigua Valentia ya fue un lugar importante de paso, y durante la dominación musulmana también tubo un papel importante. Con la reconquista, Valencia fue un puerto catalán de extremada importancia, y compitió con Barcelona como centro de importancia del reino.

Así, la ciudad de Valencia tiene historia por todos sus costados, se trata de explorar más allá de la ciudad, por ejemplo dónde se retiraron los soldados romanos creando una comunidad llamada Valentia en el año 138 aC, que los árabes conquistaron la región en el siglo octavo, la introducción del arroz que finalmente la corona de la ciudad, la cuna de la paella y las naranjas que siguen siendo la región de cultivo comercial más importante, y que el rey Jaume I liberó de los musulmanes en el 1238, levantando iglesias en los sitios de las mezquitas demolidas. Los restos de esta época son muchos: la Torres de Serranos y, a través del centro de la ciudad, las Torres de Quart, las torres que durante siglos sirvió como cárceles y las puertas de la muralla de la ciudad.
A medida que se vaguea por los pasillos sinuosos, uno nota la sensación de ataque por los balcones que se extienden desde todas las ventanas, aparentemente en la ciudad, algunas curvas, con herrajes complicados, algunos azulejos de cerámica mediterránea.

En el centro de la ciudad destaca el gótico de La Lonja . Ahora, designada Patrimonio de la Humanidad, este edificio fue el intercambio de mercancías y el centro para el comercio de la ciudad de seda en auge en el siglo XVI. Sus pilares se alzan casi 60 metros de la bóveda, está claro por qué La Lonja está considerada como una de las más importantes de Europa edificios góticos no religiosos.

Cruzando la calle, el estilo arquitectónico rápidamente avanza rápidamente 400 años como nos acercamos al Mercado Central . Esta estructura de ladrillo, piedra, hierro, madera, cerámica y el vidrio es un ejemplo modelo de diseño modernista. Cerca de 900 puestos de venta de productos frescos, quesos, especias, carne, mariscos y casi cualquier otro comestible que pueda imaginar, el Mercado es el mercado cubierto más grande de Europa. Que mañana bullía de movimiento y vibración.  Las naranjas pintadas adornan las cúpulas del techo.

La economía de la ciudad ha tenido durante los últimos años una dinámica positiva que se ve reflejada en las cifras de paro registrado, de matriculación de vehículos, o de licencias de construcción. Su dinamismo como centro económico y como lugar de referencia para múltiples actividades económicas se refleja también en la pujanza de instituciones claves para el desarrollo económico como la Feria de Valencia, la Bolsa, el Palacio de Congresos, sus Universidades, tanto la de Valencia, como la politécnica y, sobre todo el puerto. Aunque es evidente que la crisis económica ha cambiado esta situación de forma dramática.

Cabe destacar el papel del puerto para la economía de la ciudad. A principios de 2006 era el primer puerto español en tráfico de contenedores y se encuentra entre los 10 primeros de Europa en cuanto a tráfico de mercancías. El Puerto de Valencia alberga también la Valencia Superyacht Marina, la Marina Real Juan Carlos I y el Puerto Copa América.

Además, el puerto mantiene un tráfico regular de pasajeros entre Valencia, las Islas Baleares e Italia y un emergente mercado de cruceros que en 2005 registró 110 escalas y 106.502 pasajeros. Para apoyar este nivel de actividad, el puerto de Valencia dispone de instalaciones con equipamiento competitivo en una superficie de unas 600 hectáreas con más de 12.000 metros lineales de muelle de los cuales 4.000 tienen calados iguales o superiores a 14 metros . Es por todo ello que el puerto de Valencia juega un papel relevante en la economía local: se estima que genera directa o indirectamente más de 15.000 puestos de trabajo y actividad para más de 1.100 millones de euros.

Valencia cuenta también con importantes instituciones culturales que tienen una importancia creciente en su desarrollo: el IVAM, el Palau de la Música o la Ciudad de las Artes y las Ciencias aportan un innegable valor añadido a la ciudad y su entorno metropolitano como centro cultural y de ocio.

Por otra parte las actividades agrarias, aun teniendo una importancia relativamente menor, perviven en el término municipal, con un total de 3.973 ha., Ocupadas en su mayor parte por cultivos de huerta.

Valencia es famosa por las Fallas, las fiestas locales del 15 al 19 de marzo, en honor a su patrón, San José, aunque son unas fiestas de tradición pagana. Dentro de las fiestas religiosas, también se celebran con devoción las fiestas de San Vicente Mártir, también patrón de la villa, en Enero, y las de San Vicente Ferrer, patrón de la Comunidad Valenciana. En esta última festividad se representan en muchos lugares de la ciudad los supuestos milagros de San Vicente, generalmente representados por niños.

Otra festividad grande en la ciudad es el 9 de octubre, fecha que rememora la entrada de Jaime I en la ciudad. Ese día se celebra en la ciudad San Dionisio o, más popularmente, la “mocaor”, cuando los hombres regalan a sus parejas (y de dos también a las madres) un pañuelo que envuelve unos dulces de mazapán de diferentes formas y colores que representan las frutas, y también dos figuras más grandes: la piulets y el atronador, que representan una antigua prohibición de lanzar cohetes el día 9 de octubre para celebrar la entrada de Jaime I. Para muchos valencianos, el 9 de octubre es considerado el día de los enamorados. También el nueve de octubre tiene lugar la popular procesión cívica, en la que una comitiva, conformada por las altas esferas políticas y sociales valencianas, acompaña la Senyera Coronada, a pesar de ser históricamente bandera sólo de la ciudad y no del Reino, por el centro antiguo de la ciudad, visitando lugares como la catedral de Valencia y el palacio de la Generalitat. Cada año se designa a una personalidad que será encargada de llevar la bandera durante todo el recorrido. Una de las peculiaridades de este acto es que la bandera se debe bajar (y volver a subir, al terminar la procesión) del balcón del ayuntamiento en posición completamente vertical, manteniendo la tradición del Centenar de la Ploma, según la que la Real Senyera Coronada no se puede inclinar frente a nadie.

Otras fiestas populares son la Semana Santa de El Cabanyal, la noche de San Juan en la playa de la Malvarrosa, los carnavales, siendo, por ejemplo, los de Benimaclet muy famosos, y muchas otras actividades relacionadas con las fiestas falleras.

Dentro de la gastronomía, la ciudad ha hecho propios los platos más conocidos de la comarca de la Huerta: la paella valenciana, originaria de la zona de la Albufera de Valencia, los buñuelos con chocolate, el ajo y pimienta, y el horchata, originaria de la Huerta Norte.

Junto a la Estación del Norte está el Trinquete de Pelayo, también llamado la Catedral de la Escala i corda, una de las modalidades del deporte autotòcton, la pelota valenciana.

Libros,guías y planos

Nota: En la mayoría de casos Amazón no cobra gastos de envío, y tendrás la guía en 2 días en casa 🙂

 

Mapa y callejero de Valencia

 

[google-map-sc]

Han llegado hasta aquí buscando:

  • ciudades importantes de valencia

Share

2 Comments
  1. 10 noviembre 2011
  2. 9 diciembre 2011

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.