Roma, caput mundi, capital de Italia

Roma, caput mundi, Roma, la capital del mundo, como decían los romanos. La ahora capital de Italia era la capital del mundo civilizado, la capital de un territorio bastísimo que en su máximo apogeo iba de las islas británicas hasta el mar Caspio pasando por el norte de África. Roma alberga una cantidad ingente de restos pertenecientes a todos esos siglos en que fue la capital del mundo. Además, posee un enorme número de edificios, iglesias y obras de arte de todas las épocas. Sin duda, una de las ciudades de Italia más importantes.

El mito de Rómulo y Remo

Pero, ¿cuándo empezó toda esto? Si debemos atendernos al mito, Roma fue fundada por Rómulo y Remo. Según la tradición, estos eran descendientes del guerrero y príncipe troyano Eneas que después de la guerra de Troya se refugió en el Lacio. Su hijo, Ascanio, fundó la ciudad de Alba Longa que sería la semilla de Roma. Rómulo y Remo nacieron cuatro siglos después. Su abuelo, Numitor, fue destronado por su hermano Amulio y este mató a toda la descendencia masculina del anterior rey. Con lo que no contaba es que Marte fecundaría a Rea Silvia, hija de Numitor, y nacerían los dos hermanos gemelos. Amulio, furioso, tiró a los dos en una canasta al río Tíber. Pero una loba encontró a los bebés y los crió cómo si fueran suyos hasta que unos pastores los recogieron. Años más tarde, Rómulo y Remo decidieron vengarse de Amulio y reponer a su abuelo Numitor en el trono. Este, como agradecimiento, les cedió los territorios del noroeste del Lacio. Quisieron fundar una ciudad pero no se pusieron de acuerdo en el sitio y Rómulo delimitó un territorio amenazando de muerte a quien lo cruzase. Fue su hermano Remo quien lo hizo y Rómulo no dudó en llevar a cabo su amenaza. Luego se arrepintió y llamó a la ciudad Roma en honor a su hermano y Rómulo fue el primer rey. Todo esto y muchas más cosas son las que la capital de Italia nos ofrece por lo pronto.

La verdad, es que, a pesar de todo el mito sobre la capital de Italia, los expertos creen que la ciudad se fundó en el siglo VII a.C. formada por las tribus itálicas de la zona ya que era lugar de paso del comercio gracias al vado que allí hacía el río Tíber.

La capital de Italia hoy en día

A día de hoy, Roma es una ciudad moderna, capital de la República de Italia, que atesora magníficos ejemplos de su pasado como el foro Imperial o el anfiteatro Flavio, conocido como Coliseo. Su máxima riqueza es el turismo ya que millones de viajeros pisan sus calles año tras año en busca del pasado de la urbe pero también del arte que allí se encuentra. En realidad es una ciudad que no se acaba nunca la capital de Italia. Como turista, siempre hay un lugar al que ir aunque, hay que decirlo, el transporte público no sea una maravilla y las calles estén siempre repletas de un tráfico infernal. Hace falta tener paciencia. Aún así, se tiene que visitar una vez en la vida, vale mucho la pena.

Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies