República de Hungría

Ficha del país

Nombre oficial: República Hungría

Religión: Iglesia Católica 67.5%, Calvinistas 20%, Luteranos 5%, Judíos 0,3%, ateos y otros 7.2%.

Moneda: euro

Población: 10.013.000 hab (2009

Capital: Budapest

Lenguas: Húngaro

Índice IDH: 0.805 (36º) – Muy Alto

 

Historia de Hungría

La llegada de las tribus magiares bajo el mando del caudillo Árpád desde las llanuras del Eurasia central (entre los Urales y el Volga) en 896 marca el inicio del primitivo estado húngaro. Alrededor del año 1000 el rey Esteban se convierte al cristianismo. Durante la Edad Media el Reino de Hungría se extenderá en la vertiente sur de los Cárpatos, en la llanura del Danubio, englobando lo que hoy son Eslovaquia, Transilvania, Vojvodina y Eslavonia.

El término “Reino de Hungría” se usa para referirse a la anteriormente citada duradera configuración multiétnica de territorios con el objeto de marcar una clara distinción con el moderno Estado de Hungría, que es significativamente más pequeño y más homogéneo étnicamente. Antes y durante el siglo XIX, el término húngaro hacía ya referencia a cualquier habitante de este Estado, independientemente de su etnicidad.

Los términos en latín “natio Hungarica” ​​y “Hungarus” se referían a todos los nobles del reino. La conciencia de “Hungarus” (lealtad y patriotismo por encima de los orígenes étnicos) se dio entre cualquier habitante de este Estado, aunque de acuerdo con el Tripartitum de Esteban Werbőczy, National Hungarica o Hungarus fueron sólo los nobles privilegiados , sujetos de la Santa Corona independientemente de su origen étnico.

Los magiares tienden a enfatizar la continuidad del Estado húngaro y consideran el Reino de Hungría como una fase de su desarrollo histórico. La idea de continuidad se refleja en los símbolos nacionales y en las vacaciones, así como en la conmemoración oficial del milenio de historia en el año 2000. De acuerdo con su punto de vista, el Reino de Hungría fue en principio un país del pueblo magiar, aunque sin negar la presencia e importancia de otras nacionalidades y mucho menos a discriminar de ninguna manera.

El Reino de Hungría fue junto con el Reino de Inglaterra, el Reino de Francia, el Reino de Polonia, el Sacro Imperio Romano Germánico y el Reino de España una de las potencias europeas durante la Baja Edad Media y parte de la época moderna, muchos de ellos ya habiendo desaparecido en la actualidad como regímenes monárquicos.

Tras la derrota sufrida en Mohács el 1526, el conde Juan Szapolyai, Voivodia de Transilvania, fue coronado como rey húngaro, y al mismo tiempo el noble Fernando I de Habsburgo, hermano del emperador germánico, también se hizo coronó monarca de Hungría. Los dos monarcas actuaron como anti-reyes por un tiempo hasta la muerte de Szapolyai, cuando Fernando se hizo con el poder ya partir de ese momento sólo la Casa de Habsburgo ostentaría la corona del reino.

La región de Transilvania se convirtió con el hijo de Szapolyai, Juan Segismon Szapolyai, el Principado Independiente de Transilvania, ya partir de éste seguirá irradiando la cultura húngara en medio del caos político-administrativo. Algunos Príncipes de Transilvania llevaron a cabo guerras independentistas contra los Habsburgo, con el objetivo de reunificar el Reino Hungría bajo una figura húngara, pero como vasallos del sultán turco. Las guerras de los Príncipes Esteban Bocskai y Gabriel Bethlen resultaron en un fracaso y el reino continuó prácticamente dividido hasta 1686, cuando los ejércitos germanos del emperador Leopoldo I de Habsburgo irrumpieron en Hungría y expulsaron a los turcos otomanos. El Principado de Transilvania fue disuelto tal como había sido creado dentro del reino húngaro, y la figura del Príncipe desapareció.

Antes de este proceso, los dos últimos Príncipes de Transilvania, Emeric Thököly y Francisco II Rákóczi, hicieron guerras independentistas para obtener la independencia del poder de los Habsburgo, pero todas fracasaron como las de sus predecesores.

El reino fue reunificado bajo la figura del monarca germánico y pronto le siguió un proceso de reoccidentalització y germanización por el emperador germánico y rey ​​húngaro. Sus descendientes, la reina María Teresa I de Austria y su hijo José II de Habsburgo, intensificaron este proceso, manteniendo muy cerca de ellos el reino y en muchas ocasiones marginados a los aristócratas húngaros. Tras la disolución del Sacro Imperio Romano Germánico por Napoleón Bonaparte iniciado el siglo XIX, surgió el Imperio Austriaco con el emperador Francisco I de Austria, que era al mismo tiempo también rey de Hungría y de Bohemia.

En 1848 se llevó a cabo una protesta que culminó en una revolución húngara contra la monarquía austriaca. Esta falló al igual que las anteriores guerras de independencia, pero lentamente abrió paso para la formación del Imperio austrohúngaro, declarado en 1867, siendo Francisco José I su emperador

La debilitación económica en Hungría entre las dos guerras fue canalizada y corregida por el regente Nicolás Horthy, que condujo al Reino en la Segunda Guerra Mundial al lado de las potencias del Eje. Aunque no era de postura pro-nazi, Horthy se vio forzado a pactar su participación en la guerra y posteriormente a aceptar la ocupación alemana. En 1945, tras resultar victorioso el sitio soviético de Budapest, Hungría pasó a la esfera de influencia soviética y el Reino fue disuelto inmediatamente.

La derrota húngara en la batalla de Mohács ante las tropas otomanas (1526) comportará la práctica desaparición del Reino de Hungría, del que sólo quedará una estrecha franja de territorio en la parte occidental del mismo y con capital en Pozsony (Pressburg, actualmente Bratislava). Unido dinásticamente a las posesiones de los Habsburgo por aclamación de la nobleza que había conseguido zafarse de los turcos, no será hasta finales del siglo XVII y principios del XVIII que se produzca la reconquista del territorio perdido. Sin embargo, el país será reducido administrativamente provincia austriaca y el alemán declarado lengua oficial (1780).

La revolución de 1848 provocará la revuelta de Hungría y su proclamación de independencia bajo el gobierno de Lajos Kossuth. Los Habsburgo sofocar la revuelta del año siguiente con la ayuda de la Rusia de Nicolás I de Rusia, se inició entonces un período de represión política que sólo se atenuará a partir de 1860.

Tras la derrota austriaca en la batalla de Sadowa (1866) el gobierno imperial acordará con las personalidades húngaras más influyentes la restauración de las instituciones propias, el acuerdo será materializado en 1867: la monarquía será dual en la misma persona, a la vez emperador de Austria y rey ​​de Hungría. Hasta el final de la Primera Guerra Mundial, el Gobierno estará en manos de la poderosa aristocracia terrateniente, que emprenderá una campaña de magiarització de las minorías étnicas, mientras una floreciente burguesía impulsa la industrialización del país. La nueva capital, Budapest, formada por la unión de las ciudades de Buda, Obuda y Pest, septuplicarà su población en cincuenta años y alcanzará un ambiente absolutamente cosmopolita.

Debido a la derrota en la Gran Guerra estalló en Budapest en noviembre de 1918 una revuelta que llevará a la proclamación de la República, presidida por el conde Mihály Károlyi. En marzo de 1919 los comunistas dirigidos por Béla Kun asumirán el poder hasta ser derrotados por las fuerzas contrarrevolucionarias ayudadas por el ejército rumano.

Por el Tratado de Trianon (1920) se sancionó el país con la pérdida de dos terceras partes de su territorio. El almirante Miklós Horthy intenta reinstaurar la monarquía en la persona del derrocado Carlos I de Austria y IV de Hungría, pero termina traicionando-lo y autoproclamándose regente-sin rey-(1.920 a 1.944). Hungría acabó alineando con el Eje y entrando en la Segunda Guerra Mundial al lado de este, pero en 1944 negoció unilateralmente la paz con los aliados y entonces fue ocupada por las tropas alemanas. Horthy fue detenido y trasladado a Baviera, y en su lugar fue ocupado por Ferenc Szálasi, dirigente del Partido de la Cruz Fletxada, declaradamente pro-nazi. El país sufrió en pocos meses la masiva deportación y exterminio de más de medio millón de judíos.

Una vez liberado el país por las tropas rusas, habrá un breve periodo democrático, pero en 1947 se instaurará en Hungría un régimen comunista bajo el Partido de los Trabajadores Húngaros. El país ingresará al COMECON (1949) y el Pacto de Varsovia (1955). Favorecida por los nuevos vientos después de la muerte de Stalin, en 1956 hubo una revuelta popular encabezada por el primer ministro reformista Imre Nagy, que fue cruentamente sofocada por el ejército soviético. Nagy fue deportado a Rumania y fusilado dos años después, mientras el país era sometido al gobierno títere de János Kádár que permaneció en el poder hasta su dimisión en 1988. Sin embargo éste había impulsado progresivamente la economía de mercado y el multipartidismo, de forma que Hungría sería el país más desarrollado de Europa del Este.

Con el colapso de la Unión Soviética en 1991, Hungría recuperó la democracia por simple reconversión de los dirigentes comunistas. En 1999 ingresó en la OTAN, y en 2004 en la Unión Europea. Sin embargo, la economía siempre fuertemente estatal y la magnitud de la deuda externa han causado que el país no haya sido admitido en la Eurozona.

Hungría entró en el año 2004 a la Unión Europea.

 

Economía de Hungría

Hungría celebró sus primeras elecciones multipartidistas en 1990, tras cuatro décadas de régimen comunista, y ha logrado transformar su economía de planificación centralizada a una economía de mercado. Tanto la propiedad extranjera de la inversión extranjera en las empresas húngaras se han generalizado. Hungría debe reducir el gasto público y una nueva reforma de su economía con el fin de cumplir con la fecha objetivo de 2020 para la adhesión a la zona euro.

Hungría ha seguido demostrando el crecimiento económico como uno de los países más nuevos miembro de la Unión Europea (desde 2004). El sector privado representa más del 80% del PIB. Hungría recibe casi un tercio de la inversión extranjera directa que fluye hacia Europa Central, con acumulado de inversión extranjera directa total de más de 185 dólares EE.UU. millones de dólares desde 1989. Goza de un fuerte comercio, la inversión fiscal, monetaria, comercial, laboral y de las libertades. La tasa sobre los ingresos es bastante alta, pero los impuestos corporativos son bajos. La inflación es baja, fue en aumento en los últimos años, pero ahora está empezando a regular. La inversión en Hungría es fácil, aunque está sujeta a la licencia del gobierno en áreas sensibles de seguridad. El capital extranjero goza prácticamente de las mismas protecciones y privilegios que el capital nacional. El estado de derecho es fuerte, un poder judicial profesional protege los derechos de propiedad, y el nivel de corrupción es bajo.

La economía húngara es de tamaño medio, la economía estructural, política e institucional abierto en el centro de Europa y forma parte del mercado único de la UE. Al igual que las economías de Europa del Este, ha experimentado la liberalización del mercado en la década de 1990 como parte de una transición desde el comunismo.

Hoy en día, Hungría es miembro de pleno derecho de la OCDE y la Organización Mundial del Comercio.

De viaje a Hungría

Hay una larga historia de turismo en Hungría, y Hungría es el decimotercer país más visitado y turístico en el año 2002. El turismo aumentó en casi un 7 por ciento en visitantes entre el 2004 y el 2005. Los europeos representan más del 98 por ciento de los turistas de Hungría. AustriaAlemania Eslovenia son la mayor cantidad de visitantes al país.

La mayoría de los turistas llegan en coche y permanecer por un corto período de temporada turística time.Hungary ‘s es de abril a octubre. Julio y agosto son los meses de mayor afluencia turística.

Budapest es la ciudad de destino turístico más popular del país.

Fuente: Wikipedia

Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies