Bari, ciudad de San Nicolás

El sur de Italia es la parte más desconocida del país para los propios italianos y, qué decir, para los extranjeros. No obstante, es una de las partes del país más bonitas. En este post hablaré de Bari, capital de la región de la Apulia, la que forma el taco de la bota, forma característica de la península Itálica y de las ciudades de Italia.

Un poco de historia de Bari

Se han encontrado en Bari restos pertenecientes a la edad del bronce. No se sabe del cierto en qué época fue fundada la ciudad pero se cree que los que lo hicieron fueron los griegos que vieron en esta zona un lugar propicio y cercano para el comercio. Estos conformaron lo que hoy se denomina como la Bari antigua, el área delimitada por las antiguas murallas que contiene los edificios más antiguos de la ciudad.

Los romanos, viendo el potencial de su puerto, no tardaron en expandirse hasta esta zona de la península y pusieron bajo su dominio la ciudad potenciando el comercio en esta parte del Adriático y también del Mediterráneo. La Via Trajana pasaba por el municipio y fue una infraestructura esencial para potenciar la riqueza de la ciudad. Cuando el Imperio cayó, los longobardos y los bizantinos se disputaron su control. Fueron los sarracenos bereberes quienes consiguieron dominarla aunque no por más de treinta años cuando los longobardos los expulsaron y crearon un ducado. Poquísimos años después, los bizantinos volvieron y crearon un reino que comprendía la Apulia y la Calabria.

Fue el último enclave bizantino en la península. Los normandos se la arrebataron. Fue durante esta dominación que trajeron a la ciudad los restos de San Nicolás de Myrna. Por este hecho, la ciudad se convirtió en centro de peregrinación de los ortodoxos que trajeron aun más riquezas. Aun sigue siendo un centro importante para los practicantes de esta religión.

En la edad moderna se empezó la construcción fuera murallas del barrio nuevo o “gioacchino” que tiene una estructura de calles ortogonales muy característica. Durante el veinteno fascista de Mussolini se urbanizaron otras zonas de la ciudad como el paseo marítimo, que se monumentalizó. Hoy en día, su puerto es el de mayor escala de pasajeros del Adriático.

Lugares que visitar en Bari

La basílica de San Nicolás es el edificio más destacado de la ciudad ya que representa un hito en el románico apuliano. En su interior descansan los restos del santo que son el motivo de peregrinación de muchos cristianos ortodoxos. Bari es el punto más importante para los miembros de esta religión de todo occidente.

Junto a la basílica, que esta justo en el centro de la ciudad, destaca también otro edificio románico: la catedral de San Sabino, un edificio del siglo XII que sobresale por los tres portales de entrada y el rosetón de la fachada.

La arquitectura civil se concentra en los barrios justo fuera de las murallas, aquellos de épocas más modernas. Entre los edificios destacan palacios como los de Fizzarotti, Mincuzzi o dell’Aquedotto Pugliese, todos de diversos estilos arquitectónicos que van des de el neogótico hasta el art nouveau, pasando por el neoclásico.

De la arquitectura militar destaca el castillo Normando-Svevo, con grandes torres cuadradas y un inmenso foso. Alrededor de la ciudad antigua se encuentran las murallas, muy bien conservadas, del siglo XII y que durante mucho tiempo presentaban un maravilloso espectáculo ya que estaban hechas justo arras del mar.

Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies