Algunas curiosidades de Madrid que no conocías

La mayoría de ciudades de Europa tienen una larga y dilatada historia, en las calles que hoy pisan los turistas con sus cámaras de fotos, se esconden grandes misterios y entresijos de la historia que nos llevan de forma enigmática a entender las realidades de las ciudades actuales. Madrid no es una excepción, y de hecho, las curiosidades de Madrid son numerosas y diversas, fruto de su larga y gloriosa historia a lo largo de los últimos siglos.

Las curiosidades de Madrid son curiosas

De esta forma, podemos ir a sitios no tan conocidos o populares en las guías de viaje, pero que nos darán instantes e imágenes mucho más atrayentes. Por ejemplo, una de las curiosidades de Madrid que poca gente conoce es que en la capital de España se encuentra uno de los restaurantes más antiguos de Europa, más concretamente el restaurante Sobrino de Botín tiene unas bodegas que datan del año 1590.

Hay otras curiosidades que no se ven a simple vista, es por ejemplo el caso de la estatua del Ángel Caído que se encuentra en el parque del Retiro, esta escultura que ya a simple vista es una obra a tener en cuenta, curiosamente está a 666 metros de altura sobre el nivel mar, un número que le da una connotación totalmente diferente.

Uno de los principales atractivos de la ciudad de Madrid son sus tiendas, y por ese motivo muchos turistas podrían preguntarse por la tienda más antigua de la ciudad, pues bien, en la calle Mayor 59 encontrarás la Farmacia de la Reina Madre, fundada en el año 1578 se trata de la tienda al público más antigua de toda Madrid, y de hecho, ese nombre lo recibió del mismísimo Felipe V por los servicios que otorgaba a su madre, la reina madre.

También existen otras muchas curiosidades de Madrid, como por ejemplo la relacionada, esta vez también, con los turistas, más concretamente, la Posada del Peine, abierto en el año 1610 fue sin duda uno de los hoteles más antiguos de toda la península, pero para ser correctos, se trata incluso del hotel más antiguo de España, y tiene ese curioso nombre porque en sus habitación se colgaba un peine atado a una cuerda.

Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies